Google Wave, una nueva plataforma de colaboración y comunicación en tiempo real

Google Wave fue presentado durante la conferencia de desarrolladores en San Francisco Google I/O, realizada a fines de mayo.

Un poco de contexto: Google considera que estamos en un punto en el uso del Internet en que necesitamos cambiar la forma fundamental en la cual nos comunicamos y usamos herramientas habituales como email, mensajería instantánea y documentos. Wave es un producto, un protocolo y una plataforma. Es un modelo de comunicación y de colaboración, todo al mismo tiempo.

Google Wave fue creado con la idea que muchas de las herramientas que hemos usado en Internet son viejas y no están realmente adaptadas a esa forma en que estamos usando el Internet hoy en día, donde el tiempo real, emujar contenido a los usuarios y la colaboración/edición de un documento por muchas personas es algo bastante usado y sobre todo requerido.

La idea es integrar el correo electrónico y la mensajería instantánea en un solo medio y “poner encima” funcionalidades como compartir documentos, fotos, videos, incorporar mapas, y casi cualquier otra cosa (porque es abierto); a eso agregarle la sincronización automática y en tiempo real.

google_wave_

Aunque el producto está en fase inicial de desarrollo, la pantalla principal de Wave se verá como la imagen arriba de este texto. A la izquierda la lista de contactos, en el centro un inbox parecido al de Gmail, aunque no solo se listan mensajes que han llegado (como en el email), es cualquier tipo de contenido, con indicadores de lo que está pasando. A la derecha está el contenido del wave seleccionado, el cual, como decía antes, puede ser cualquier cosa, o una mezcla de diferentes cosas: texto y fotos, video y un mapa, lo que sea; además, se puede invitar a otras personas a ser parte del wave y editarlo.

Cada cambio y cada modificación es guardado por lo cual se puede “ir al pasado” y “reproducir (literalmente, con un botón de play) cada uno de los cambios hechos por los participantes y cómo se llego al estado actual del wave. Si varios de los involucrados están conectados, se puede chatear al respecto. Los mensajes intercambiados después pueden ser revisados por otros integrantes cuando se conecten, es como mantener un historial de todo lo que sucedió alrededor del wave.

En cierta forma un wave es como un documento superabierto, y lo digo de la manera más literal posible: abierto a cualquier cambio, abierto a casi cualquier tipo de elementos (fotos, videos, mapas, texto, elementos interactivos, lo que sea), y abierto a que cualquier persona invitada pueda editarlo. Y claro, puede ser publicado en una página web para que otros puedan verlo y si lo permites, editarlo.

Todo esto tiene el poder potencial de cambiar el web, ¿sucederá? quien sabe; yo no tenía idea que Twitter iba a cambiar la forma en que me comunico con mis seguidores, amigos y familia; tampoco tenía idea que el P2P cambiaría la forma en que consumimos cosas como música, televisión, cine o libros. No tengo idea si Google Wave cambie o mejor hábitos en mi. En ciertos aspectos me recuerda a Evernote, no en su uso, pero sí en el concepto básico: una “nota” puede ser algo tan simple como 10 palabras o tan complicado como fotos geolocalizadas en las que hay texto reconocido por un OCR y que está sincronizado con mis dispositivos. En Google Wave, un wave (valga la redundancia) puede ser cualquier cosa.

Parece ser emocionante, sólo el tiempo dirá si su uso se masifica.

Acerca de Santiago

Nacido en Tucumán el 16/10/70. Mis pasiones: mis hijos, el Tango y fumar en pipa, además de escribir ensayos y algún pensamiento de vez en cuando...¿si soy "geek"?...no lo sé...al menos lo intento.
Esta entrada fue publicada en Noticias y etiquetada , . Guarda el enlace permanente.