Crisis en los DD.HH. provinciales o del Hombre ?

Esta semana estuvo cargada de contradicciones y paradigmas (conjunto de experiencias, creencias y valores que afectan la forma en que un individuo percibe la realidad y la forma en que responde a esa percepción) en mi provincia -Tucumán- Pero estos hechos muestran una gravedad aún mayor, ya que no solo atentan contra los derechos humanos del hombre provinciano, sino que es una grave afrenta a los DD.HH. universales. Estos mismos derechos, fueron refrendados en nuestra Carta Magna

Constitución Nacional

Primera Parte

Capítulo Primero

Declaraciones, derechos y garantías

Art. 14 bis.- El trabajo en sus diversas formas gozará de la protección de las leyes, las que asegurarán al trabajador: condiciones dignas y equitativas de labor; jornada limitada; descanso y vacaciones pagados; retribución justa; salario mínimo vital móvil; igual remuneración por igual tarea; participación en las ganancias de las empresas, con control de la producción y colaboración en la dirección; protección contra el despido arbitrario; estabilidad del empleado público; organización sindical libre y democrática, reconocida por la simple inscripción en un registro especial. Queda garantizado a los gremios: concertar convenios colectivos de trabajo; recurrir a la conciliación y al arbitraje; el derecho de huelga. Los representantes gremiales gozarán de las garantías necesarias para el cumplimiento de su gestión sindical y las relacionadas con la estabilidad de su empleo. El Estado otorgará los beneficios de la seguridad social, que tendrá carácter de integral e irrenunciable. En especial, la ley establecerá: el seguro social obligatorio, que estará a cargo de entidades nacionales o provinciales con autonomía financiera y económica, administradas por los interesados con participación del Estado, sin que pueda existir superposición de aportes; jubilaciones y pensiones móviles; la protección integral de la familia; la defensa del bien de familia; la compensación económica familiar y el acceso a una vivienda digna.

Art. 29.- El Congreso no puede conceder al Ejecutivo nacional, ni las Legislaturas provinciales a los gobernadores de provincia, facultades extraordinarias, ni la suma del poder público, ni otorgarles sumisiones o supremacías por las que la vida, el honor o las fortunas de los argentinos queden a merced de gobiernos o persona alguna. Actos de esta naturaleza llevan consigo una nulidad insanable, y sujetarán a los que los formulen, consientan o firmen, a la responsabilidad y pena de los infames traidores a la patria.

Art. 32.- El Congreso federal no dictará leyes que restrinjan la libertad de imprenta o establezcan sobre ella la jurisdicción federal.

y de la Constitución Provincial de Tucumán

Art. 31.- Todos tienen el derecho de manifestar libremente su propio pensamiento, de palabra, por escrito o mediante cualquier otro medio de difusión. La ley no puede dictar medidas preventivas para el uso de esta libertad.

Art. 5º.- El pueblo tucumano se identifica con los inviolables e inalienables derechos del hombre, como fundamento de la convivencia política, de la paz, de la solidaridad, de la justicia social y del bien común. Toda autoridad pública tiene la obligación de respetar, hacer respetar y proteger la dignidad de la persona, y está sujeta a la Constitución y al orden jurídico. El Estado garantizará la educación pública y gratuita, con trece años de escolaridad obligatoria. Los derechos y garantías establecidos en esta Constitución son de aplicación operativa, salvo cuando sea imprescindible su reglamentación.

Art. 6º.- Ningún poder de la Provincia podrá suspender la vigencia de las garantías constitucionales.

Art. 7º.- Cualquier disposición adoptada por las autoridades en presencia o a requisición de fuerza armada o de una reunión sediciosa, es nula y no tendrá efecto.

Podría seguir citando artículos, leyes, etc. y todos harían referencia a los Derechos del Hombre y a la Libertad de Expresión; derechos que fueron vulnerados bajo la cómplice mirada del Gobierno Nacional.

Mientras los tucumanos vivíamos la ilusión de un “9 de Julio” (Aniversario de nuestra Declaración de la Independencia), por otro lado se veian escenas dantescas de represión a un grupo de ciudadanos que tenian un justo reclamo: un sueldo digno.

También durante la semana se sintió el ataque a la Libertad de Expresión al censurarse la lectura para los empleados estatales, de una revista local contraria al gobierno de turno.

Como remate: la obstaculización para la distribución y compra de un libro que no dejaba muy bien parado al mandatario provincial.

Si todas estas acciones no son una burla a los Derechos del Hombre, una cachetada a las Constituciones, una deshonra a la memoria de nuestros próceres que vivieron y murieron por lograr nuestra libertd entonces pueden olvidar todo lo que expresé. Tal vez fue sólo un lapsus.

“No hay peor ciego que el que no quiere ver” 

O juremos con gloria morir !!!

Santiago Frías – Tuxumán – Julio de 2011.

Acerca de Santiago

Nacido en Tucumán el 16/10/70. Mis pasiones: mis hijos, el Tango y fumar en pipa, además de escribir ensayos y algún pensamiento de vez en cuando...¿si soy "geek"?...no lo sé...al menos lo intento.
Esta entrada fue publicada en Errores, Sociedad y etiquetada , , . Guarda el enlace permanente.